El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, volvió de sus vacaciones del Caribe sin buenas noticias para los trabajadores estatales. «La claúsula gatillo no existe más», dijo tajante, poniendo punto final al sistema por el que mes a mes se iban actualizando los salarios de la administración pública y, también, descartó pagar el bono de 4000 pesos que otorgó el Gobierno nacional y algunas provincias. Por ahora no hay medidas, pero crece el malestar entre los gremios.

“Ya no hay más cláusula gatillo. El presidente Alberto Fernández se ha expresado claro en ese sentido. Nosotros tenemos que ver cuál es la mejor solución, trabajando en una mesa de diálogo, como siempre lo hicimos, para tomar la medida en conjunto”, dijo Manzur, y agregó: «Los tres poderes del Estado hemos coincidido en generar una contención de las erogaciones. En estos últimos tres años hemos actualizado los compromisos por inflación. Lo que pasa es que durante el Gobierno nacional del ex presidente Mauricio Macri la economía nacional se contrajo. Cayó el producto bruto, la industria y la construcción. Esto hizo que los ingresos de la provincia hayan disminuido muy por debajo de la inflación”.

Por eso, el mandatario pretende reformular la política salarial y le dio el poder a la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, para sentarse a la mesa con todos los representantes de los trabajadores para «buscar la mejor solución para los trabajadores”.

Respecto de la suma fija de 4000 pesos otorgada a nivel nacional, Manzur aclaró que en otras provincias se dio ese plus porque en esos distritos no hubo cláusula gatillo para los salarios.

Los gremios ATEP de docentes, ATSA de salud y UPCN de estatales no anunciaron medidas pero se mantienen expectantes de una revisión de la decisión gubernamental en la mesa de diálogo bipartita Gobierno-estatales.

Vargas Aignasse, a su vez, evaluó: “El Gobernador junto al vicegobernador Osvaldo Jaldo me dieron precisas instrucciones para recibir a todos los sectores gremiales para entablar diálogo con respecto a  los temas pendientes y con vistas a las paritarias 2020”.

“Desde el Gobierno respetamos mucho a los representantes de los trabajadores y, en momentos difíciles como estos, más aún. Vamos a sentarnos una vez más a la mesa para que cada sector pueda exteriorizar sus reclamos y, desde el Gobierno, intentar dar las mejores soluciones de acuerdo a las instrucciones del Gobernador y de su equipo económico”, resumió la funcionaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here