Dos días después de que Alberto Fernández se sentase por primera vez en el sillón de Rivadavia como presidente, y tanto su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como su ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, ocupasen sus oficinas, se observó en la Casa Rosada una catarata de ignotos funcionarios que buscaban sus nuevos lugares. El desconocimiento del edificio por algunos llegó a tal punto que la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, ingresó como una visitante mas en lugar de utilizar el acceso directo por la explanada de la calle Rivadavia, frente al Banco Nación.

Tanto el presidente Fernández como Cafiero y De Pedro y los secretarios de Estado ingresan por el ala derecha de la Casa Rosada, sin tener que presentar documentos, pero los visitantes de funcionarios lo hacen por Balcarce 24, dónde sí tienen que acreditar su identidad. Ocurrió que la economista Todesca -hija del extitular del Indec, Jorge Todesca- equivocó el ingreso directo e hizo todo el trámite como una ciudadana mas, que va a ver a alguien a la Rosada.

La curiosa situación se solucionó cuando uno de los empleados advirtió el error y avisó al personal de la jefatura de Gabinete que fue a «rescatar» a la funcionaria y llevarla a su oficina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here