La Pampa sumó a Río Negro en su histórica disputa contra Mendoza por el agua del Río Colorado, que nace en la Cordillera de los Andes y desemboca en el Mar Argentino. No lo dicen en voz alta, pero están preocupados por la construcción de la represa Portezuelo del Viento, en Mendoza, que creen que hará mermar el caudal de agua, al que actualmente califican de «alarmante» y, además, y el deterioro de su calidad. 

Ayer, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto (PJ), se reunió con su par de Río Negro, Arabela Carreras, (Juntos Somos Río Negro)y  acordaron pedir al Ministerio del Interior que convoque al Consejo de Gobernadores del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) para estudiar el “alarmante” baja de caudal del río Colorado, que atraviesa ambas provincias, y también a la provincias de Mendoza, Buenos Aires y Neuquén.

La central hidroeléctrica Portezuelo del Viento se construye en el río Grande, en Mendoza, cuyo principal afluente es el río Colorado -límite entre La Pampa y Río Negro-. Es un proyecto que data de hace 70 años en esa provincia y que el anterior gobernador radical, Alfredo Cornejo, consiguió firmar con el ex presidente Mauricio Macri. La presa -que demandará 3.000 empleos directos y 8.000 indirectos- se construirá en Malargüe y será capaz de proveer de energía a 130.000 usuarios, un tercio más de los que actualmente tiene el servicio domiciliario y cuatro veces más de lo que genera el dique Potrerillos, según las proyección del gobierno de Mendoza.  

El martes, un posteo en Twitter del actual mandatario mendocino, Rodolfo Suáreza, activó el nuevo reclamo. «Celebramos que hoy el Gobierno de @alferdez depositó la segunda cuota de Portezuelo del Viento. Se trata de la cuota correspondiente a enero, por un importe de 13.915.837 dólares. De esta manera, la obra más importante de los últimos años para Mendoza continúa su marcha», dijo.

Las alarmas sonaron en La Pampa y Zilliotto y Arabelas se reunieron ayer en la pampeana Villa Casa de Piedra, encuentro al que también asistieron legisladores y equipos técnicos de ambos mandatarios y pusieron bajo la lupa el impacto ambiental que causará la mega represa.

Ziliotto y Carreras alientan una cumbre de la Nación con las otras provincias involucradas que integran el COIRCO -Mendoza, Neuquén y Buenos Aires- con el fin de analizar el escenario coyuntural, agravado por las escasas precipitaciones de los últimos años y con la consecuente baja en el nivel de cota del embalse. «La crisis hídrica actual es un elemento que nos permite a nosotros visibilizar aún más la pelea de La Pampa con respecto al río Colorado. Hoy el río no nos permite a nosotros desarrollar en plenitud todo el uso de agua que establece el tratado 1976, es decir que hoy directamente no se puede ni analizar la viabilidad técnica de Portezuelo del Viento», advirtió el gobernador de La Pama.  

«Nosotros estábamos en conocimiento del contrato que firmó Macri con el gobernador de Mendoza, que se origina en un juicio que le ganó esa provincia a la Nación por promoción industrial. En ese acuerdo dice que esos dineros van a ser destinados a la construcción de Portezuelo. Pero hay que leer todas las cláusulas, primero el gobierno nacional dice que la obra corre por cuenta propia de Mendoza pero también la condiciona a la autorización de Coirco, y a eso hay que decirlo claramente. En el Coirco es donde vamos a seguir dando pelea», enfatizó Zilliotto, quien prometió dar también la pelea judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here