En el albor del año, la gestión del presidente Mauricio Macri inició obras de reparación en casi todos los pisos y sectores de la Casa Rosada y algunas de ellas fueron recorridas hoy por el nuevo jefe de la Casa, Alberto Fernández, quien se impresionó mucho especialmente por obras en el ingreso de Balcarce 50 -la entrada principal-, donde hay un andamio gigante que sostiene el deficiente techo y donde días atrás la zona fue clausurada por razones de seguridad y el personal de la Casa Militar que recibía a los visitantes trasladado al sector de Balcarce 50.

«Qué desastre que han hecho», exclamó Fernández esta mañana, al ver obras no finalizadas y el peligro que corría el personal de la Casa Militar, a uno de los cuales meses atrás le cayeron piedras desde un sector donde trabajaban obreros rompiendo paredes.

Fernández expresó sorpresa al observar, junto a funcionarios que lo acompañaron, el estado de los andamios, que quedaron de la gestión anterior, y las roturas de paredes de una zona considerada de gran valor arquitectónico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here