El Partido Justicialista vuelve a su rol que más le gusta y donde mejor se desenvuelve, el de ser el partido gobernante y, en ese marco, empezará hoy a reperfilar su nueva conducción con el pedido de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner de conformar una lista de unidad, aunque esta vez no será total ya que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, decidió seguir jugando afuera de esa estructura partidaria, según informaron a Periodismo Federal fuentes cercanas al titular de la Cámara de Diputados.

El titular del PJ, José Luis Gioja, se atribuye haber liderado la unidad que desembocó en el nacimiento del Frente de Todos y terminó con la era macrista, mientras que el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, expresa claramente al sector kirchnerista que quiere «sangre nueva» para revitalizar el partido y encolumnarlo tras la Casa Rosada.

Además, se prevé el ingreso de los dirigentes de La Cámpora, con el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro como cabeza de playa.

Como es de estilo, los caciques peronistas le ofrecerán al presidente Fernández ser el titular del PJ, cargo que el dueño del sillón de Rivadavia duda en aceptar, ya que quiere que de su gobierno quede la impronta de gestión ciento por ciento.

Otra intriga es cómo quedará distribuido el poder sindical dentro de la estructura partidaria, en la que el virtual titular de la CGT, Héctor Dáer, estará en la pole position. Todos mirarán, claro, hacia el sillón del ex jefe cegetista en tiempos de Néstor y Cristina Kichner, Hugo Moyano, quien quedó afuera de los cargos del Ejecutivo pero que habría acercado posiciones con «Wado» de Pedro la semana pasada, en un encuentro en la Casa Rosada.

El capítulo novedoso de la nueva conducción peronista será el lugar protagónico que tendrán las mujeres y que ya el jefe de Estado lo ha llevado a su punto máximo con la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here