El Gobierno nacional parece haber inclinado la balanza al designar hoy al administrador provincial del Agua pampeano, Javier Fernando Schlegel, como representante del Estado nacional ante el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), organismo que debe definir si Mendoza avanza con su mega represa hidroeléctrica, rechazada por La Pama con el argumento de que afectará el caudal del curso de agua y, también, el medio ambiente y la economía regional.

Schlegel fue secretario de Recursos Hídricos de la provincia en el gobierno de Carlos Verna y estuvo ligado a la lucha por los ríos pampeanos.

El representante del Estado nacional deberá lidiar con el conflicto presentado precisamente por quien hasta hace unos días fue su jefe, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, quien la semana pasada le pidió al gobierno nacional la convocatoria al COIRCO para detener la obra de la represa Portezuelo del Viento, en Malargüe, Mendoza.

Ziliotto afirma que la obra afectará el río Colorado en su provincia y también en las otras por las que corre el curso de agua: Buenos Aires, Neuquén y Río Negro.

El gobernador mendocino, Rodolfo Suárez, en tanto, sigue con el proyecto iniciado por su antecesor Alfredo Cornejo, y en enero recibió la segunda remesa de dinero enviada por el gobierno nacional para afrontar la represa, sobre el río Grande, afluente principal del río Colorado.

Ese hecho encendió las alarmas en La Pampa, donde afirman que perjudicará el caudal de agua en su territorio y, por lo tanto, afectará la economía y el medio ambiente.

Hasta el momento el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel kicillof, no abrió la boca sobre el conflicto; y lo mismo ocurre con su par de Neuquén, Omar Gutiérrez, mientras que la de Río Negro, Arabela Carreras, se reunió recientemente con Ziliotto y ambos pidieron un estudio ambiental al COIRCO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here