Arde Troya en Chubut. El ministro de Economía provincial, Oscar Antonena, reveló que los diputados de la Legislatura perciben una dieta de $ 300.000 y armó un revuelo de proporciones aún desconocidas.  «Los sueldos que se pagan hoy son superiores a 150 mil pesos, y hoy un diputado está cobrando aproximadamente 300 mil pesos», disparó Antonena, contrariado porque los legisladores no le aprueban un paquete de medidas anti-crisis de reforma del Estado.

La andanada de críticas desde la oposición y el propio oficialismo en la Legislatura no demoró mucho. «Seguramente los dichos de Antonena les causaron malestar a todos los diputados. A mí en particular también. Creo que fueron apreciaciones desafortunadas producto de la situación estresante que debe estar atravesando, pero lo entiendo”, dijo el titular del bloque Chubut al Frente, Juan Horacio Pais. 

Pais dijo que el deber de los diputados «es seguir adelante e intentar aportar desde nuestro lugar las herramientas para que esta provincia salga de la crisis, que va a ser muy difícil, y ni siquiera depende de la aprobación de un paquete de leyes sino de un montón de gestiones coordinadas donde estén involucrados todos los poderes del Estado».

Sin embargo, el ministro Antonena cargó contra los legisladores al considerar que “hay ciertos actores políticos que no están realmente comprometidos y que no están comprendiendo la gravedad de lo que el Gobernador les está planteando». «El no haber aprobado la moratoria y otro paquete de medidas, lo único que hace es retrasar el potencial ingreso de flujo de ingresos a la provincia”, lamentó el ministro y advirtió que «se necesita que todos los actores de los diferentes poderes, porque todos vienen al Ejecutivo a cobrar sus sueldos».

Mientras tanto, la Asociación Provincial de Empleados Legislativos (Apel) continúa con medidas de fuerza en la Legislatura, que ya impidieron a fines de enero una sesión extraordinaria para tratar la reforma del Estado impulsada por Arcioni, y de continuar haría peligrar el inicio de la sesiones ordinarias de la unicameral, prevista para el 1 de marzo.

A nivel político, el gobernador está acorralado, ya que se mantiene el enfrentamiento político con su vicegobernador Ricardo Sastre y cinco diputados provinciales que integran la alianza gobernante, a los que se los puso en contra al calificarlos de «miserables» porque no siguieron sus directivas en la Legislatura. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here