Acuciado por la crisis económica, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni (PJ) sumó una nueva polémica al ofrecerle a los trabajadores estatales de ATE pagarle la deuda por la «cláusula gatillo» de los salarios con un «bono de emisión provincial», que sumaría una tasa de interés de entre el 7 y el 8%.

El Gobierno no oficializó la ríspida propuesta pero el secretario gremial de ATE, Guillermo Quiroga, reconoció el ofrecimiento. «La deuda es con la que el gobierno proponía un bono de conciliación de deuda con intereses del 7 u 8%, propuesta que todavía no ha formalizado en cuanto a sus detalles”.

Ayer, Quiroga y otros sindicalistas de ATE se reunieron con Arcioni y los ministros de Gobierno, José María Grazzini; y Economía, Oscar Antonena, quienes le detallaron los problemas económicos y financieros de la provincia y les dijeron que era imposible pagar la actualización salarial bajo el sistema de «cláusula gatillo» (siguiente el ritmo de la inflación), por lo que les adelantaron que esa deuda podría pagarse con un bono, con garantía posiblemente de las regalías petroleras.

Al respecto, Quiroga aclaró que la aceptación a ese ofrecimiento deber ser individual, es decir que no habrá una sugerencia o decisión del gremio «para ver si es aceptable o no el pago de esa deuda de ese modo o insistir en el pago de eso en pesos».

De todos modos, el sindicalista pareció proclive a aceptar la cuasimoneda: «Cuantos más meses pasen pierde el poder adquisitivo lo que se recupere de ese deuda, puede ser que de forma voluntaria cada trabajador lo acepte para no perder dinero producto de la inflación”.

La propuesta de Arcioni ya originó asambleas en varios de los sectores estatales, que desde hace meses aplican medidas de fuerza, y la primera impresión de los trabajadores es de rechazo a los bonos y a las sumas fijas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here